domingo, 24 de febrero de 2008

24 horas con Chaves

Tanto rajar de Yasmina Reza, tanto rajar, y de un día para otro mi periódico me pide una crónica -más bien literaria, no política- de los cuatro candidatos a la presidencia de la Junta. Un 24 horas con los aspirantes, desde el desayuno a la hora de hacer nanita, pasando por reuniones, mítines, desplazamientos, entrevistas y todo lo que vaya saltando. Al final sólo haré dos de ellos, pero el pasado viernes me estrené con Manuel Chaves, y precisamente en Cádiz, donde abría campaña. Back to the village y quince horas de aquí para allá, mirándolo todo con ojos de neófito, librando el habitual tira y afloja con la guardia pretoriana del presidente -y no me refiero a los guardaespaldas, que son encantadores, sino a la jefa de prensa- y disfrutando de un par de trayectos en ese autobús que es como un Air Force One en versión rodada. Conclusión: si el primer día de campaña es esta paliza, qué no serán los catorce restantes. ¿Cómo se portó Chaves? Hizo su trabajo: me sedujo. En el sentido cordial. Hablamos de sus libros (La elegancia del erizo, de la Barbery, un ensayo sobre los neocons, y no me atreví a preguntarle por Philip Roth, pero sé que le gusta), de cine, de música. Hablamos de Ceuta, que es nuestra común patria chica. Incluso hablamos de la caída del cabello, materia en la que ambos somos peritos. Los políticos, de cerca, ganan mucho: como los muertos y los locos, han visitado la cara oculta de la luna y traen noticias de allá. ¿A quién no le gusta conversar en confianza con un representante de cualquiera de estas tres prestigiosas categorías?

2 comentarios:

María Montiel dijo...

Realmente me gustó el reportaje... Tenía tu sello, no hay duda, y supiste dibujar con palabras el ritmo frenético de ese pistoletazo de salida de una carrera que culminará el 9 de marzo. Me gustó imaginar a un presidente que busca sus gafas continuamente, que bosteza en la sobremesa deseoso de un lugar tranquilo donde poder dormitar (aunque no se lo permite, porque hay mucho que hacer...). A veces es necesario que los periodistas, contadores de historias, humanicen a nuestros representantes. Enhorabuena, en serio.

alejo dijo...

Gracias mil por la lectura y los ánimos, María. Creo que el próximo candidato es Arenas -aunque está por confirmar-, y sólo espero no defraudaros. Ahora sé cuánta gente se lee esas páginas que yo siempre me salto, ay! Besos.