miércoles, 4 de marzo de 2009

Hernán Cortés, retrato de familia

No sabemos qué cachondeos habrá aguantado de niño a cuenta de su nombre, pero no cabe duda de que Hernán Cortés -el gaditano, no el que formó la marimorena en Tenochtitlan- es un pintor para tomárselo muy en serio. Fui a la presentación de su nueva exposición en Sevilla, titulada un poco pomposamente El retrato como opción estética, y me lo encontré cálido y sonriente, feliz en la ciudad de la que un día se marchó siendo un simple estudiante y a la que regresa con vitola de artista consagrado.
Creo que no hablábamos desde que lo entrevisté con motivo del retrato que hizo a la infanta Cristina, hace mucho. Cortés, pintor de la Corte -como Goya o Velázquez, sí- pero no cortesano en el sentido peyorativo: puede pintar a gente poderosa, el perfil de Felipe González o de Jesús de Polanco, la mirada del banquero o del ministro, pero nunca pone su pincel al servicio de otra cosa que lo que él ve. Si sobrevivió a aquella ola hiperrealista de finales de los 80, que llenó las revistas y las salas de ojos asombrados al grito unánime de "¡parece una foto!" fue porque nunca se limitó a ejercitar su virtuosismo en la imitación de la realidad, sino que dejó su sello, su personal idea del arte, en cada pieza que firmó.
A Hernán Cortés me unen muchas y muy distintas cosas, empezando por el paisanaje gadita y siguiendo por mi veterana amistad con su ex mujer, la también pintora Carmen Bustamante, cuyo retrato de mediados de los ochenta preside la entrada de la muestra. También he tenido muy gratos encuentros con la hija de ambos, Ana, una chica encantadora que ya debe de ser una señora arquitecta, y a la que también veo retratada junto a Carlitos, su hermano, que al parecer se ha convertido en un músico notable. El arte no se heredará genéticamente, no, pero algo siempre cala. Dicen los chauvinistas que el arte gaditano también, pero ésa es otra historia.

2 comentarios:

Patricia Miranda dijo...

vaya Ale! que bien este! me ha gustado mucho! no conocia a este hernan cortes al que le debo tildes! jaja
bueno, ya mas adelante se entendera algo acerca de los sueños! quien sabe! un abrazo, suerte!

alejo dijo...

Échale un ojito a sus retratos, Patri, es un excelente dibujante y pintor. Y además, de Cai. Muchos besitos!